By

Logística 4.0 e Industria 4.0

Tradicionalmente la industria de la logística no ha estado a la vanguardia de la innovación de TI a pesar de que, como sector, tiene un gran potencial para beneficiarse de la aplicación de la tecnología avanzada. Sin embargo, con los sorprendentes cambios prometidos por la Cuarta Revolución Industrial o Industria 4.0, es hora de que todos nos sentemos y tomemos nota.

La industria 4.0 afecta a todos: la forma en que vivimos nuestras vidas, nos comunicamos e interactuamos entre nosotros, y también cómo hacemos y movemos cosas.

Industria 4.0: una transformación total

Los expertos afirman que la Industria 4.0 en su escala, alcance y complejidad será una transformación diferente a todo lo que la humanidad haya experimentado antes.

Entonces, ¿cómo impactarán estos cambios en la forma en que movemos las cosas, una parte clave de la cadena de suministro de cualquier industria? Como siempre, para tener una mejor comprensión de lo que podría suceder en el futuro, debemos comenzar por echar un vistazo al pasado.

  • La Primera Revolución Industrial se centró en el vapor: desde los ferrocarriles de vapor hasta los barcos a vapor. Esto permitió cubrir distancias más largas, con más productos movidos más rápida y fácilmente. Transformó la forma en que las personas vivían, incluida la estructura de las comunidades rurales.
  • La Segunda Revolución Industrial trajo la electricidad y la comunicación por cable, creando las primeras líneas de producción y operaciones Just-In-Time a mediados de la década de 1800 y la primera locomotora eléctrica en 1837.
  • La Tercera Revolución Industrial del siglo XX vio la llegada de la electrónica y las TI con el procesamiento digital. La Segunda Guerra Mundial trajo la invención del primer ordenador, aunque la informática realmente empezó a despegar durante la década de 1960. En logística, esto marcó la configuración de las primeras operaciones de hubs y radios. La combinación de todos estos avances cambió fundamentalmente la forma en que se enviaban y recibían los productos.
  • La Cuarta Revolución Industrial (Industria 4.0) tiene que ver con la tecnología cibernética, física y de inteligencia artificial (IA), y está sucediendo ahora. Basta pensar en el impacto masivo de los teléfonos inteligentes; la visibilidad que proporcionan, respaldada por el desarrollo de aplicaciones cada vez más sofisticadas.

Industria 4.0 en la cadena de suministro : Logística 4.0

En la industria del transporte, se están desarrollando y utilizando aplicaciones que pueden llevar a cabo todas las funciones (y más) que solían hacer hace tres o cuatro años los sistemas de administración de transporte que costaban miles de euros, pero a una fracción del coste. Estas aplicaciones ya están disponibles para casi cualquier organización con la previsión de usarlas.

Los vehículos autónomos son otra gran innovación de la Cuarta Revolución Industrial. Ya no se ven solo en las películas de ciencia ficción: ahora se están probando camiones sin conductor en las carreteras de Europa y en Estados Unidos. Es una imagen clara de cómo están cambiando las cosas: cada vez más productos se moverán de un lugar a otro sin necesitar la intervención humana.

Usar datos para optimizar el transporte 

Los sistemas de Inteligencia Artificial 4.0 nos permiten manejar grandes cantidades de información logística. Esto facilita la optimización de los procesos de transporte de forma mucho más efectiva, transformando la forma en que se planifica y organiza el transporte.

Inevitablemente, esto tendrá un impacto en los operadores de transporte tradicionales.

Una escala de tiempo para el cambio

Podemos estar seguros de que estos cambios sucederán, de lo que no podemos estar seguros es de cuándo. Para responder a esto, es importante considerar: ¿Qué hace que las cosas sucedan más rápido? Y ¿Qué impide que las cosas pasen rápido?

La tecnología inteligente casi parece desarrollar su propio impulso, a menudo generando cambios más rápidos de lo que se pensaba en un primer momento. Desde el cambio de milenio ha habido una transformación profunda en la tecnología, ejemplificada por el aumento de dispositivos como los teléfonos y los televisores inteligentes, así como la influencia de Internet y las redes sociales, lo que ha cambiado por completo nuestra vida diaria.

Ahora tenemos la capacidad de automatizar gran parte de los aspectos relacionados con la logística: desde almacenes automáticos hasta recolecciones robóticas, recolección, recolección y carga de vehículos, etc. Sin embargo, las industrias no siempre están abiertas a abrazar la tecnología de inmediato. Aun así, para sobrevivir a largo plazo, las organizaciones tendrán que evolucionar y adaptarse mediante la automatización de sus actividades y mediante la ocupación de nuevos puestos de trabajo que suplan las nuevas necesidades.

Pero ¿qué puede impedir que esto suceda cuanto antes? Hay varios factores, pero el que todos repiten y temen es el de los trabajos amenazados por el proceso de automatización. Sí, las máquinas son el futuro, pero no se trata de cambiar empleados por autómatas. Hay que reestructurar la plantilla y cubrir los nuevos trabajos para adaptarse a las nuevas exigencias.

Los impulsores del cambio

Sin embargo, el progreso vendrá, impulsado por la necesidad, así como una serie de otros factores poderosos que contrarrestarán los aspectos negativos, que incluyen:

  • La escasez de conductores: este es un gran problema que no va a desaparecer. Hay muy poca gente que quiera ser “conductor” y esto exacerbará el requisito de vehículos autónomos.
  • La congestión vial le cuesta a la economía una gran cantidad de dinero y, como tal, es un problema político. Quitar una cantidad sustancial de vehículos de la carretera es una solución.
  • El potencial de reducción de costes a gran escala mediante la reducción del desperdicio en las operaciones de transporte será bienvenido por los minoristas y los fabricantes.
  • El efecto bola de nieve: a medida que una empresa implementa el cambio, el resto le seguirá.
  • Los cambios en las expectativas y la demanda significan que las personas desean cada vez más las entregas en cuestión de horas, no días. Esta necesidad está impulsando el uso de diferentes tipos de vehículos y diferentes tipos de entregas robóticas. Como la utilización de drones.

La Logística 4.0 y la Industria 4.0 ya están presentes en nuestras vidas. Es cuestión de tiempo que veamos los grandes avances, pero es ahora cuando debemos prepararnos para la Cuarta Revolución: fórmate y actualízate para liderar la transformación 4.0 en IUTA.

¿Y tú, qué opinas acerca del impacto de esta Cuarta Revolución Industrial? Déjanos tus impresiones en la caja de comentarios y no olvides compartir si te ha servido de ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *