By

Uso del IoT en la Industria 4.0

Teléfonos inteligentes, televisores inteligentes, vehículos inteligentes… No es una novedad que las máquinas se están volviendo más inteligentes, y el proceso de fabricación en sí no está lejos de seguir ese camino.

Las fábricas e industrias de todos los sectores tienen a su alcance una gran oportunidad en la que no solo pueden controlar, sino también automatizar muchos de los complejos procesos relacionados con la fabricación. El Internet of Things (IoT) en la Industria 4.0 proporciona información mucho más detallada y compleja.

Según una investigación de Business Insider, los fabricantes mundiales invertirán 70 mil millones de dólares en soluciones de IoT en 2020. Eso es un aumento de 29 mil millones de dólares a partir del 2015. ¿Te parece interesante ahora?

Demos un paso atrás y profundicemos en lo que es IoT. El Internet of Things consta de cuatro elementos básicos: el dispositivo real, la conectividad desde y hacia ese dispositivo, los datos y el análisis. El dispositivo puede ser cualquier cosa: desde un sensor hasta un sistema de control a gran escala. Los sensores y sistemas necesitan conectividad con una red mayor para compartir el tercer elemento: los datos generados por el sensor o sistema. El análisis de estos datos genera información procesable, lo que permite a las personas tomar decisiones más acertadas.

Así, al igual que con IoT, el uso de la conectividad para generar nuevos conocimientos y optimizaciones se puede aplicar a un proceso de fabricación y a la cadena de suministro en general. Este es uno de los conceptos centrales de la Industria 4.0, el movimiento tecnológico más conocido como la cuarta revolución industrial.

Usos del Internet of Things (IoT)

Ahora que tenemos en mente lo que es el IoT, vamos a ver algunos casos de uso reales en la Industria 4.0:

Fábrica digital o Fábrica conectada:

La maquinaria habilitada para IoT puede transmitir información operacional a los socios, como los fabricantes de equipos originales y a los ingenieros de campo. Esto permite a los gerentes de operación y jefes de fábrica administrar (mediante acceso remoto) las unidades de fábrica y aprovechar la automatización y optimización de procesos. Junto con esto, una unidad conectada digitalmente establecerá una mejor línea de comandos y ayudará a identificar áreas de resultados clave (KRA o Key Result Area) para los gerentes.

Gestión de instalaciones:

El uso de sensores IoT en equipos de fabricación permite crear alertas de mantenimiento cuando es necesario. Hay muchas máquinas y herramientas que están diseñadas para funcionar dentro de ciertos rangos de temperatura y vibración. Los sensores IoT pueden supervisar activamente estas máquinas y enviar una alerta cuando el equipo se desvía de los parámetros prescritos. Al garantizar el entorno de trabajo prescrito para la maquinaria, los fabricantes pueden ahorrar energía, reducir costos, eliminar el tiempo de inactividad de la máquina y aumentar la eficiencia operativa.

Seguimiento del flujo de producción:

El uso de IoT en la fabricación puede permitir el seguimiento de las líneas de producción desde el proceso de refinación hasta el envasado de los productos finales. Esta revisión completa del proceso casi en tiempo real proporciona alcance para recomendar ajustes en las operaciones para una mejor gestión del costo operativo. Por otra parte, la estrecha supervisión destaca los atrasos en la producción eliminando así los desechos y el inventario de trabajo en progreso innecesario.

Gestión de inventario:

Las aplicaciones de IoT permiten el seguimiento de eventos en una cadena de suministro. El uso de estos sistemas hace que, además de revisar el inventario, se realice un seguimiento de los pedidos y que los usuarios sean notificados de cualquier cambio significativo. Esto proporciona una visibilidad entre los canales de los inventarios y los gerentes, que reciben estimaciones realistas del material disponible, el trabajo en progreso y el tiempo estimado de llegada de los nuevos materiales. En última instancia esto optimiza la oferta y reduce los costes globales en la cadena de valor.

Seguridad y protección:

El análisis de Big Data combinado con el IoT puede mejorar la seguridad de todos los trabajadores y de la fábrica. Al supervisar los Key Performance Indicators (KPIs) de salud y seguridad, como el número de lesiones y tasas de enfermedad, ausencias a corto y largo plazo, incidentes con vehículos y daños o pérdidas a la propiedad durante las operaciones diarias. Por lo tanto, una supervisión efectiva garantiza una mejor y mayor seguridad.

Control de calidad:

Los sensores de IoT recopilan datos de productos agregados y otros datos sindicados de terceros de varias etapas del ciclo de un producto. Estos datos se refieren a la composición de las materias primas utilizadas, la temperatura y el entorno de trabajo, los desechos, el impacto del transporte, etc. Además, si se utiliza en el producto final, el dispositivo IoT puede proporcionar datos sobre las opiniones del cliente sobre el uso del producto. Todas estas entradas se pueden analizar posteriormente para identificar y corregir problemas de calidad.

Optimización del packaging:

Mediante el uso de sensores IoT en los productos y/o en el packaging, los fabricantes pueden obtener información sobre los patrones de uso y manejo de productos de múltiples clientes. Los mecanismos de seguimiento inteligentes también pueden rastrear el deterioro del producto durante el tránsito y el impacto del clima, la carretera y otras variables del entorno en el producto. Esto ofrecerá ideas que pueden ser utilizadas para rediseñar productos y packaging para un mejor desempeño tanto en la experiencia del cliente como en el costo del packaging.

Logística y optimización de la cadena de suministro:

El IoT en la Industria 4.0 puede proporcionar acceso a la información de la cadena de suministro en tiempo real mediante el seguimiento de materiales, equipos y productos a medida que avanzan por la cadena de suministro. Los informes efectivos permiten a los fabricantes recopilar y enviar información de entrega a ERP, PLM y otros sistemas. Al conectar las plantas con los proveedores, todas las partes interesadas en la cadena de suministro pueden rastrear interdependencias, flujo de materiales y tiempos de ciclo de fabricación. Esta información ayudará a los fabricantes a predecir problemas, reducirá el inventario y potencialmente reducirá los requisitos de capital.

En definitiva, como veis todo se reduce a la optimización, la digitalización, la visibilidad de la fábrica y el entorno de fabricación y sus componentes en relación con los servicios mejorados centrados en el cliente. Ahora ya sabes qué usos tiene el IoT en la Industria 4.0, si te interesa saber más no dudes en seguir nuestro blog y en revisar antiguos artículos, como el Glosario Industria 4.0, para mantenerte al día.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *